sábado

Curiosidades de la Basílica del Pilar:


Según cuenta la tradición la Virgen vino a Zaragoza en carne mortal cuando el apóstol Santiago predicaba en Cesaraugusta y flaqueándole las fuerzas María, la madre de Jesús llego desde Jerusalén el 2 de enero del año 40 d.C (aún no había muerto María) para confortarle, y entregándole el Pilar de jaspe, que hoy sostiene su imagen, le pidió que levantara un templo. Se edificó varios siglos despues.

Primero fue una iglesia románica, otra mudéjar y finalmente el templo barroco que conocemos actualmente.

Posiblemente, este relato no soporte la crítica histórica elemental pero este camino hacia la piedad y el misterio de lo oculto ante nuestros ojos que aceptamos con el corazón lo que la racionalidad no alcanza, lo llamamos fe.

La Basílica cuenta con cuatro torres; la más antigua data de 1715 y se llama la Torre de Santiago. La segunda, llamada Nuestra Señora del Pilar, fue iniciada en 1903 y terminada en 1907; las dos torres de la ribera comenzaron a levantarse en 1949, finalizando la primera en 1959 y la otra en 1961; éstas reciben el nombre de San Francisco de Borja y Santa Leonor, respectivamente, haciendo memoria del matrimonio que las costeó, D. Francisco Urzáiz y Dña. Leonor Sala.
Cada una de las cuatro torres levantan 92 metros de altura. 

La talla en madera de la Virgen, a pesar de su importancia es muy pequeña, solo mide 39 centímetros, descansa sobre una columna de jaspe de 1,70 metros de altura y un diámetro de 24 centímetros resguarda por plata y bronce.

Cada día del año luce un manto distinto, excepto los días 2, 12 y 20 de cada mes, en que se deja ver la talla y la columna.  

El Pilar, es el único edificio cristiano del mundo que contiene simbología taoísta

Estos símbolos son signos formados por seis líneas ordenadas alternativamente en continuas y discontinuas, realizadas con los ladrillos de las ocho cúpulas de las naves centrales del edificio. En la tradición taoísta este hexagrama representa la unión del Cielo y la Tierra, el espíritu y la materia. Correspondiendo a la iconografía tradicional cristiana con la mujer del Apocalipsis, “Vestida de Sol y con la Luna bajo sus pies” en el catolicismo se representa así a la Virgen María y así aparece en la Basílica del Pilar.
El hilo que vincula el Taoísmo y el Catolicismo puede venir de través de la presencia de la Compañía de Jesús en China, los intercambios culturales y los intentos de traducción de los conceptos metafísicos, religiosos y filosóficos.
El hexagrama Wei-Chi son signos con una base matemática binaria, que representa los pares opuestos. Es decir, que simboliza por ejemplo el 1-0, masculino-femenino, ying-yang, luz -sombra etc.
Dentro de todo éste sistema taoísta hay una serie numérica que empieza en 1 elevado a su potencia y aumenta exponencialmente: 1,2,4,8,16,32,64...Esta serie, base de toda la filosofía taoísta tradicional china,  determina exactamente la Basílica del Pilar:
1 cúpula central, 2elípticas en los lados, 4 torres, 8 cimborrios octogonales, que son precisamente en los que se encuentra representado el hexagrama 64 veces. Hay dos caras en las que no se encuentra el hexagrama, que son la 16 y la 32. Estos dos números no son al azar ya que en la Capilla, la columna de la virgen, está rodeada de 32 dibujos simbólicos en las 16 puertas y cubiertas por 32 esculturas.
Haciendo un cálculo numérico, asignando un número a cada rayita, resulta el número 42. Este número, ha sido a lo largo de los tiempos, un símbolo análogo entre la simbología china y la católica, así como el doble del último de los "grandes arcanos"


Axis Mundi:

Símbolo del Axis Mundi “eje del mundo” en la torre de la Basílica del Pilar.
El pilar o «axis mundi» para la china tradicional lo podemos ver en el marco o jambas que presentan las ventanas del campanario de las torres occidentales de la Basílica. Concretamente observemos la más antigua, en la que las jambas están construidas de piedra sobre el fondo de ladrillo, posiblemente para subrayarlo de forma clara.

Por lo tanto nos hemos de “situar” en el centro del mundo que nos rodea, totalmente identificados con el axis mundi, este eje que nos trasciende, pero que nuestro cuerpo erecto simboliza. Desde esta posición axial que en chikung se conoce como “posición del árbol” se hacen evidentes las seis direcciones del espacio, simbolizadas por los seis brazos de la cruz tridimensional: arriba, abajo, izquierda, derecha, detrás delante. Es por tanto una imagen, un truco, un símbolo, para aprender a conectar con nuestra dimensión humana expandida, nuestro ser cósmico, nuestra “alma”. Y lo hacemos identificándonos con este símbolo de Jesucristo.

Tímpano con crismón trinitario: 

Fundamental símbolo de Jesucristo, presente en los tímpanos de templos “románicos” y por doquier en el arte cristiano, que se trata geométricamente de la cruz tridimensional, la de tres palos, o de seis brazos, que tanto aparece en la arquitectura gaudiniana.
En la Basílica del Pilar lo encontramos empotrado en el muro sur del templo próximo a la puerta del acceso sudeste es un antiguo crismón trinitario cuya construcción se remonta muchos años atrás, cuando el Pilar no era ni basílica, sino una pequeña iglesia románica o incluso mucho antes.  Es lo único que se ha conservado de las varias obras y modificaciones que ha sufrido el templo hasta quedar como hoy en día lo vemos.
 
El crismón trinitario rodeado de puntos, rosetas y volutas que esconde una interesante profecía.  Anuncia la segunda venida de Cristo al final de los tiempos, o lo que viene a ser lo mismo que la fecha del fin del mundo para muchos.
 
De autor desconocido, se cree que puede estar fechado entre 1179 y 1186, en el Crismón, podemos ver a la derecha el Sol representado por una rosa de 10 pétalos y 36 puntos, en cuyo centro hay otra rosa de 4 pétalos,
a la izquierda la Luna representada por una rosa de 8 pétalos con una cruz en el centro y junto a ellos representados por dos rosetas a Saturno y Júpiter, a los que se les reconoce por el número de pétalos de las rosetas que los representan.
Todos los elementos del crismón están rodeados por unas volutas en número de 23. Es precisamente este número el que representa la suma de los epiciclos de Júpiter y Saturno en el periodo tópico de Júpiter.  Todo ello representa la "Magna Conjunción" que tuvo lugar precisamente el 14 de Septiembre del 1186. Año alrededor del cual se construyó el crismón.  Para muchos, aquello significaba que con esa conjunción daría lugar a la destrucción total del Islam y el triunfo del Cristianismo. Pero nada de eso sucedió, quizá solamente algunos hechos aislados.
  Lo curioso de todo esto es que esa misma conjunción volverá a darse el día 23 de Septiembre del 2040. Y eso es precisamente, lo que nos está diciendo el crismón.


El 4 de Agosto de 1936 un avión republicano bombardeó la basílica:

Cayeron cuatro bombas, dos sobre el templo, una en la plaza y una más que cayó en el Ebro. Ninguna hizo explosión.  Las dos que  atravesaron el techo de la basílica solamente dejaron, delante de la angélica capilla, sendos boquetes en el techo que todavía pueden observarse uno de ellos en la "adoración al nombre de Dios" de Goya y otro en la cúpula de la Santa Capilla. La que cayó en la plaza levantó unos cuantos adoquines dejando un hueco en forma de cruz, que más tarde fue rellenado con una cruz de mármol, con la fecha del acontecimiento esculpida.

Dos de aquellas bombas se conservan y se exponen en los pilares del templo.
Aunque muchos creyentes lo consideraron un milagro, lo cierto es que las bombas de 50Kg que se lanzaron necesitan algunos cientos de metros para activar la espoleta, pero el avión sólo volaba a 150 metros del suelo

Otra curiosidad de la construcción del nuevo edificio es que su eje se desvía 6 grados respecto del templo mudéjar para hacerlo coincidir con la salida del sol del 20 de enero día de la Venida. Igualmente la iglesia está dividida en siete tramos, un número con una gran simbología cristiana.

Mas y mejor información aquí

10 comentarios:

  1. La mayoría de las curiosidades las conocía, pero hay otras que me resultan nuevas, así que con más tiempo leeré con mayor atención el artículo.
    Sobre los mantos ya te he dejado una curiosidad en el blog autodidacta, que no se si conocerías.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te parezca bien lo que leas, y ya daba por hecho que tu sabias todo esto, pero yo no muchas cosas las he aprendido preparando esta entrada. Un abrazo agradecido

      Eliminar
  2. Cuantas cosa desconocidas y no solo por mi, sino que creo que para la gran mayoría de las gentes.
    Una cosa que me ha llamado la atención, ha sido la altura de las torres, 92 metros. Casi igual que la Giralda.
    Cuanto he aprendido hoy, presumiré de ello, con mis nietos.
    Cuando ya te dije en una ocasión, que eres Grande Ester.

    manolo

    ResponderEliminar
  3. Gracias Manolo, yo solo me limito a pensar en un monumento o algo que me llame la atención (Mañana es el día de la Virgen del Pilar) y entonces busco información la ordeno y ya está. Mientras lo hago aprendo muchas cosas que desconocía. La Basílica es una maravilla y aunque hoy he hablado de sus curiosidades tiene tanto arquitectónicamente como por historia mucho que contar. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  4. Dices que tres días de cada mes se muestra sin manto, me sabe malo, pero te tengo que corregir y aclarar que hay tres excepciones.
    Los días 2 (excepto el 2 de enero) por la venida de la Virgen un 2 de enero. Los días 12 (excepto el 12 de octubre) por la Festividad del Pilar del 12 de Octubre y los días 20 (excepto el 20 de mayo) por la fiesta de la Coronación Canónica del 20 de mayo de 1905.
    Otra curiosidad con respecto a los mantos, a fecha 21/2/2014 la imagen acumula un total de 560 mantos o mantones en la Sacristía de la Basílica del Pilar.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón (Y cuando no) se me olvidó poner las excepciones, como también omití poner la cantidad de mantos que atesora, lo tenia en mis apuntes pero luego no lo puse y la verdad es que es un detalle importante, pero pretendía ceñirme un poco mas a la Basílica que a la Virgen que merece un capitulo aparte. Gracias por mejorar este espacio. Abrazos y felices fiestas.

      Eliminar
  5. Pues yo no me atrevo a corregirte en nada, he vuelto a estudiar historia del arte contigo. No sabía ni lo de los mantos ni lo de las bombas y eso que he estado muchas veces en Zaragoza. La más importante fue el día que mi padre cumplió las bodas de oro de su profesión. Mi hermana y mi hija mayor se llaman Pilar de segundo nombre y mi suegra de primero. Así que hoy hemos tenido celebración.
    Es chiquita pero emociona.
    Felicidades a tu mamá y buena información nos has dado.
    Oye, ¿tendrá manto azul?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente para el día de la Purisima lo lleve azul. Merece tantas visitas como viajes se hagan a Zaragoza, emociona siempre la Pilarica como la llaman por su tamaño y la Basílica también es una preciosidad. Felicidades a todas las Pilar, mi abuela se llamaba así, mi hermana también lleva ese nombre de segundo. No hemos tenido celebración, a mi madre la hemos llamado pero no sabía que era su santo, ni cuando se lo he dicho ni cuando se lo he repetido por tercera vez al despedirme. Buenas noches y dulces sueños.

      Eliminar
  6. Ella no lo sabe, pero tú si.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, eso es lo que me consuela, añoro su inteligencia. Un abrazo

      Eliminar