viernes

Los leones de las cortes. Son los terceros después de unas farolas:



El actual Congreso de los Diputados no tiene nada que ver con el que se abrió solemnemente aquel 31 de octubre de 1850 con la asistencia de la reina Isabel II. Aquel pequeño edificio (12.400 metros cuadrados edificados) se ha convertido 164 años después en un importante complejo formado por cinco edificios con 73.000 metros repartidos a ambos lados de la carrera de San Jerónimo. No obstante, sigue siendo el edificio del siglo XIX el que concita todas las miradas.
Pero retrocedamos unos siglos, a finales del siglo XVI el marqués de Tavara cedió unas casa en la carrera de san Jerónimo para que se levantara un convento, los clérigos se trasladaron pero el terreno y sus dimensiones no permitieron levantar el convento, mas tarde la marquesa del Valle aporto las fincas colindantes y entonces ya en 1684 se pudo levantar el convento e iglesia dedicada al Espíritu Santo (En su ornamentación participaron Vicente Carducho y Juan Pascual de Mena.)

En 1823 un atentado contra Luis Antonio de Francia duque de Algulema, (había entrado en España al frente del  ejercito conocido como los de los Cien Mil hijos de San Luis) mientras oía misa en la iglesia, terminó con un incendio devastador.
En 1834 la regente María Cristina de Borbón creó los Estamentos de Procuradores y Próceres, como Cámaras baja y alta, respectivamente.  El espacio insuficiente hizo dividir las cámaras yendo la de Próceres al Casón del Buen Retiro (hasta que pudo trasladarse al colegio de doña María de Aragón, que ocupaba el mismo solar donde luego se levantaría el Senado) la de Procuradores se quedó en el antiguo convento pero el edificio estaba semiderruido, con la desamortización de Mendizabal el complejo pasó a manos del Estado y  en 1842 se tomó la decisión de levantar un edificio idóneo, para el congreso, nombre aceptado en la Constitución de 1837, hubo discusiones a la hora de elegir su ubicación, frente a la propuesta de la  Academia de Bellas Artes de San Fernando que quería  que se levantara donde hoy está la Bolsa, gano la de mantenerlo en el mismo lugar; el concurso convocado lo ganó Narciso Pascual Colomer, primer director de la Escuela de Arquitectura de Madrid y arquitecto.
Tras siete años de obras, (La primera piedra se colocó el 10 de octubre de 1843, cumpleaños de la reina Isabel II). El 31 de octubre de 1850 la reina Isabel II procedió a la inauguración solemne de este palacio con lo que acabó el "exilio" de los diputados obligados durante la construcción a reunirse en la parte del teatro Real que ya había sido edificada. 

El resultado fue un edificio al que se accedía a través de un pórtico neoclásico con seis columnas corintias y coronado por un frontón, realizado por Ponciano Ponzano, que representaba a España abrazando la Constitución y flanqueada por las figuras de la Fortaleza, la Justicia, las Ciencias, la Armonía, las Bellas Artes, el Comercio, la Agricultura, los Ríos y Canales de navegación, la Abundancia y la Paz.

La puerta de los Leones, puerta principal,  es de bronce, por el exterior y madera por el interior- fue realizada por José María Sánchez Pescador.
Y da paso al Salón de los Pasos Perdidos o Salón de Conferencias, utilizado para actos solemnes y encuentros de parlamentarios y periodistas, en el que destaca su decoración isabelina, la bóveda de Vicente Camarón.
En 1978 se empezaron las ampliaciones, primero ocupando el solar  en el que estuvo el hospital de Italianos, lo que permitió levantar un edificio de 15.520 metros que se comunicó con el palacio por un paso elevado sobre la antigua calle de Floridablanca; en 1994 se llegó hasta la calle Cedaceros al ocupar lo que fue el banco de Valencia incrementando la superficie construida en 18.315 metros cuadrados; finalmente (de momento) en 2006, el Congreso recibió del Estado las antiguas sedes de dos bancos, el Banco Exterior de España (16.000 metros cuadrados) y el Banco de Crédito Industrial (10.780 metros cuadrados), situadas en la acera contraria de la carrera de San Jerónimo. Por motivos de seguridad se decidió unir ambos lados bajo tierra.
Tiene algún otro edificio vacío del que una parte se ha dedicado a aparcamientos.
Este crecimiento acometido en los últimos 35 años ha permitido que el Congreso cuente con despachos para los 350 diputados, además de salas de reuniones, sala de Prensa, y despachos para el personal del Congreso, estas ampliaciones no son tan majestuosas como lo es el edificio original de Pascual Colomer que es la "joya de la corona" del complejo parlamentario.



El salón de actos ha sufrido pocas variaciones, durante la Segunda República cuando la tribuna de oradores que estaba a nivel de suelo fue elevada, en 1971 cuando se incorporaron a las Cortes los representantes del tercio familiar y para ampliar el hemiciclo se tiró una pared que daba a un pasillo. Se ganó en imagen pero se perdió en acústica según dice el guía del congreso.

Curiosidades:
En el hemiciclo hay 400 escaños, si bien solo lo ocupan 350 diputados.
Antes había bancos corridos -de ahí la expresión de la bancada popular o la bancada socialista.
Otras variaciones reseñables han sido el cambio de ubicación del Gobierno -con Franco, los ministros se sentaban en la tribuna presidencial.

Durante unos años los asientos de los ministros eran de color verde y ahora son de color azul.

Se añadieron tribunas para que los fotógrafos pudieran trabajar con más comodidad.

Bajo el reinado de Alfonso XII, se retiró la lámpara central que fue donada a la catedral de san Juan Bautista, de Badajoz,
 
3,5 toneladas pesa esta pieza. Mide siete metros de alto y cuatro metros de ancho.
 
Mención explícita merece la Biblioteca que ocupa todo el esquinazo de las calles Zorrilla y Fernaflor pues, a pesar de estar en la planta baja, consta de cuatro pisos. Es una pequeña joya, obra del arquitecto Arturo Mélida, que se construyó hacia 1885 y que guarda más de 240.000 volúmenes, entre ellos dos códices del siglo XV, ocho incunables, cincuenta manuscritos y 300 libros raros de los siglo XVI y XVII.
324 pinturas, 80 esculturas, 327 lámparas, 80 de relojes uno de ellos el astronómico, merece una entrada dedicada a su historia y funcionamiento, 889 piezas de cerámica, 174 de orfebrería, 243 piezas de mobiliario antiguo y 23 espejos. 32 vidrieras y ocho lucernarios, 16 reposteros, 331 regalos institucionales y 2.308 obras gráficas diversas que adornan sus paredes…
 
Mesa de madera estilo imperio, con adornos de bronce y nácar y un tablero de ágata. Según cuenta la tradición -no existe constancia documental- fue un regalo de boda del Zar Nicolás I a Isabel II quién la donó al Congreso de los Diputados. Decora el Salón de Conferencias.

En el vestíbulo principal recibiendo esta la estatua de de Isabel II bajo cuyo dominio se construyó el Congreso, tras ella y escondido de los curiosos, se encuentra un pasadizo secreto que da acceso a los sótanos. Y si hay pasadizos y sótanos hay leyendas Las voces populares apuntan a que podría haber conexiones subterráneas entre el Hemiciclo y varios edificios adyacentes como el Hotel Palace, el Palacio Real el Ateneo de Madrid.
 
Isabel II,  mármol de Carrara. Una de las piezas más representativas de la escultura romántica. (José Piquer Duart ) Preside el Vestíbulo Principal del Palacio del Congreso

En estos mismos sótanos se descubrieron en 2009 dos esqueletos humanos durante las obras de saneamiento y rehabilitación de esta parte del edificio. Los huesos eran antiguos, por lo que es probable que fueran anteriores al siglo XIX
Recordáis el titulo de la entrada, leones y farolas. Pues lo vamos a dejar para otro día porque esto ya está siendo muy largo y tedioso de leer.

11 comentarios:

  1. De largo y tedioso nada de nada . Muy interesante , así de clarito . Muy bueno para leer con más detenimiento

    un abrazo y gracias por esta maravilla de post

    ResponderEliminar
  2. Abrí este espacio para guardar los detalles, los premios y regalos, y en el publico las historias que necesitan tiempo de escribir y leer, por eso suele ser una vez al mes; que todos tenemos otras tareas que las de pasar el rato aquí. Gracias por tu visita y lo puedes venir a leer cuando quieras no es un "mensaje a lo agente 86". Abrazucos

    ResponderEliminar
  3. Absolutamente de acuerdo con MaRía ( será que le nombre unifica criterios ; ) es una verdadera maravilla esta entrada ESTER, hacia tempo que no tenía un ratito en condiciones y esta mañana mira por donde me vengo a tu casa y tras un salto de delfín aterrizo en esta curiosa y detallada entrada de cómo nació nuestro denostado congreso de los diputados....
    Menos mal que como nos cuentas está repleto de obras de arte, relojes y libros ¡menos mal! porque los Sr diputados que se aposentan ahí valen más bien, poco me temo ; )

    Un beso grandísimo cielo! y muy feliz finde!!

    .. Espera que vuelvo a la historia del delfín y te dejo otro beso allí ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto que como armario de detalles es fantástico este otro blog tuyo!
      Parece el armario de la abuela donde ( al menos la mía ) guarda todo tipo de cosas preciosa, dulces y cosas ricas ; )

      MmuaaaksS!

      Eliminar
    2. Hace falta un ratito grande para repasar estas notas sobre nuestra historia, y aquí escribo y no desecribo como digo en mi perfil, y entonces lo publico aquí. Gracias por pasarte y por encontrar ese ratito, tengo terminada la continuación, la que cuenta el origen y titulo de esta. la historia de los leones, pero os doy un respiro. Abrazos alegres

      Eliminar
  4. ¡Cuánta historia hay en este edificio!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, otro día podemos entrar en las ampliaciones y la piscina y los precios de las copas en el bar, un edificio que da para mucho. Un abrazuco

      Eliminar
  5. Nada de tedioso, fascinante!!

    Gracias.

    =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien, porque largo si que es, por eso lo publico aquí, yo me entretengo en buscar hasta debajo de las alfombras, lo organizo, añado mis explicaciones y eso me distrae, pero luego leerselo ya es otra cosa. Apapachos

      Eliminar
  6. Ester, cuantas cosas que no sabía... has logrado que me resulte interesante ese edificio que a veces cuando sale en las noticias, me dan ganas de cambiar de canal, por lo que últimamente representa.

    Me parecería una excursión curiosa y algo misteriosa, visitarlo de noche...

    Muchos besitos preciosa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los edificios tienen personalidad, algunos están habitados por fantasmas y otros por vividores, pero los ladrillos no son culpables, su historia se ha ido escribiendo con el paso de los años. No se admiten visitas nocturnas como se hace en algunos cementerios, pero de día ya se pueden ver esperpentos, demonios y vampiros. Un abrazo

      Eliminar