miércoles

El abanico:


Tiene historia pero no tan antigua como pensamos, si bien utensilios para abanicarse los hay desde que el mundo es mundo, son milenarios y los encontramos en diferentes civilizaciones, (uno de los primeros abanicos que se conocen fue el flabelo egipcio que también usaban los griegos y romanos para espantar insectos), pero el abanico de varillas tiene más o menos cinco siglos, alrededor del 1.400 llegaron a China desde Corea y de allí los trajeron a España, Portugal, e Italia los descubridores, aunque parece que fueron los jesuitas quienes los trajeron a Europa. Su época de máximo esplendor fue durante el siglo XVII y siguiente coincidiendo con el  reinado de los Luises XIV y XV en Francia y Felipe IV y Carlos II de España, siendo un complemento indispensable para las damas de la corte.
Se utilizaban materiales de auténtico lujo, como piedras preciosas, tafetán de Florencia (las telas italianas eran consideradas las más lujosas del mundo), oro y metales preciosos, etc. En el siglo XVII hacen su aparición en Inglaterra, pero el varillaje estaba sujeto a un mango rígido. Eran de gran tamaño, y adornados con motivos diversos, pintados por artistas de renombre.
El abanico sabe hablar, tiene un lenguaje propio que cuando lo conocemos resulta dilucidador de secretos, un lenguaje cifrado con el que incluso se podrían pasar contraseñas (nada que ver con el password) su terminología  se llama campiología.
 
Su aprendizaje solo requiere memoria (tiene varios signos) y habilidad en las manos, es un lenguaje amplio que puede variar según el país y el autor y se utiliza abierto, con solo tres varillas desplegadas o cerrado. La formas de abanicarse también informan sobre el estado civil de la dama, soltera, casada o viuda.
El abanico es un utensilio de pocas piezas y ningún mecanismo y una estructura sencilla, las varillas, de material diverso (caña, bambú, plástico...) el clavillo, es el elemento que une las varillas (engarzándolas por su extremo perforado), el país, hace de membrana de unión de las varillas entre sí, pudiendo ser. (papel o cualquier otro material) y es la parte más vistosa y decorada del abanico, y los padrones, son los guardas de las varillas son más gruesos que estas y de diferentes materiales ( marfil, carey, nácar)
Una curiosidad en Perú tienen siete varillas como los días de la semana y son geniales para pactar citas. Por ejemplo, tres golpecitos dados discretamente con la uña sobre la cuarta varilla quiere decir "El jueves a las tres". Si el abanico se abre inmediatamente después del gesto anterior, añade al significado anterior "En vuestra casa". Si se cierra rápidamente, quiere decir "En la mía".
Los abanicos son unisex, aunque los utilizamos mas las mujeres. Enrique III de la corte francesa era un fan de ellos y muchos caballeros los han utilizado por su utilidad y fácil transporte.
Hay otros tipos de abanicos, abanicos de baraja o reversibles solo de varillas de pala ancha con calados unidas por una cinta, abanicos de violín ribeteados con plumas o lentejuelas y que cerrados nos recuerdan a este instrumento musical, abanico mágico, reversible con doble país, y abanicos indios, abanicos chinos.

Pintores como Goya o Velázquez, entre otros muchos, han plasmado en sus cuadros preci0oosos abanicos en manos femeninas.
También contamos con nombres propios en los artesanos, Juan Sánchez Cabezas, Francisco Álvarez de Borja y Jerónimo García, destacando como pintor de abanicos Juan Cano de Arévalo
Y en 1802 existe ya en Valencia una Real Fábrica de Abanicos, destacando esta comunidad a nivel europeo en la industria abaniquera.

Si bien los jesuitas trajeron los abanicos a Europa entrando por España, la industria abaniquera creció antes en Francia y en Italia, pero con el tiempo España se puso a la cabeza y los abanicos españoles ganaron fama por su buena factura, en Cádiz existe el primer taller escuela de abaniquería y en la actualidad casi exclusivamente se fabrican en España, hablando de Europa porque a nivel mundial China está a la cabeza.
Hemos dicho que el abanico sabe hablar pero también sabe bailar, hay manos privilegiadas que los mueven al ritmo de la música creando espectáculo. 
Ejemplos del lenguaje:
1. Abanicarse rápidamente. Te amo con intensidad.
2. Abanicarse lentamente. Abanicarse de forma pausada, significa soy una señora casada y me eres indiferente. También si se abre y cierra muy despacio significa esto.
3. Cerrar despacio. Este cierre significa un "Sí". Si se abre y cierra rápidamente significa, "Cuidado, estoy comprometida".
4. Cerrar rápido. Cerrarlo de forma rápida y airada significa un "No".
5. Caer el abanico. Dejar caer el abanico significa: te pertenezco.
6. Levantar los cabellos. Si levanta los cabellos o se mueve el flequillo con el abanico significa que piensa en ti, que no te olvida.
7. Contar varillas. Si cuenta las varillas del abanico o pasa los dedos por ellas quiere decir que quiere hablar con nosotros.
8. Cubrirse del sol. Significa que eres feo, 
que no la gustas.
9. Apoyarlo sobre la mejilla. Si es sobre la mejilla derecha significa "Si". Sobre la mejilla izquierda es "No".
10. Prestar el abanico. Si presta el abanico a su acompañante, malos presagios. Si se lo da a su madre, quiere decir "Te despido, se acabó".
11. Dar un golpe. Un golpe con el abanico sobre un objeto, significa impaciencia.
12. Sujetar con las dos manos. Si sujeta el abanico abierto con las dos manos, significa "es mejor que me olvides".
14. Cubrirse los ojos. Con el abanico abierto, significa "Te quiero". Si se cubre el rostro puede significar "Cuidado, nos vigilan.
15. Pasarlo por los ojos. Si se pasa el abanico por los ojos significa, Lo siento. Si cierra el abanico tocándose los ojos quiere decir, "Cuando te puedo ver".
16. Abrir el abanico y mostrarlo. Significa, "Puedes esperarme".
17. Cubrirse la cara. Cubrirse la cara con el abanico abierto, significa: Sígueme cuando me vaya.
18. A medio abrir. Apoyar el abanico a medio abrir sobre los labios quiere decir "Puede besarme".
19. Apoyar los labios. Si apoya los labios sobre el abanico o sus padrones, significa desconfianza, "No me fío".
20. Pasarlo por la mejilla. Significa, "Soy casada".
21. Deslizarlo sobre los ojos. Significa: "Vete, por favor".
22. Mano izquierda. Llevarlo en la mano izquierda quiere decir: "Deseo conocerte". Moverlo con la mano izquierda significa: "Nos observan".
23. Mano derecha. Llevarlo o moverlo con la mano derecha, significa: "Amo a otro".
24. Pasarlo de una mano a otra. Significa, "Estás flirteando con otra" o "Eres un atrevido".
25. Girarlo con la mano derecha. Significa: "No me gustas".
26. Tocar la palma de la mano. Quiere decir: "Estoy pensando si te quiero".
22. Mano izquierda. Llevarlo en la mano izquierda quiere decir: "Deseo conocerte". Moverlo con la mano izquierda significa: "Nos observan".
23. Mano derecha. Llevarlo o moverlo con la mano derecha, significa: "Amo a otro".
24. Pasarlo de una mano a otra. Significa, "Estás flirteando con otra" o "Eres un atrevido".
25. Girarlo con la mano derecha. Significa: "No me gustas".
26. Tocar la palma de la mano. Quiere decir: "Estoy pensando si te quiero".
27. Sobre el corazón. Apoyar el abanico abierto sobre el corazón o el pecho, quiere decir: "Te amo" o "Sufro por tu amor".
28. Darse en la mano izquierda. Darse un golpe con el abanico cerrado en la mano izquierda significa "Ámame".
29. Mirar dibujos. Mirar los dibujos del abanico, quiere decir: "Me gustas mucho".
30. Bajarlo a la altura del pecho. Significa: "Podemos ser amigos". También dejarlo colgado, quiere decir "Seremos amigos".
31. Cerrarlo sobre la mano izquierda. Quiere decir: "Me casaré contigo".
32. Saldré. Ponerse en el balcón con el abanico abierto o salir al balcón abanicándose. También entrar en el salón abanicándose.
33. No saldré. Dejarse el abanico cerrado en el balcón, salir al balcón con el abanico cerrado, o entrar en el salón con el abanico cerrado.
34. Arrojar el abanico. Quiere decir: "Te odio". o "Adiós, se acabó".
35. Presentarlo cerrado. Significa: "¿Me quieres?".
36. Sobre la oreja. La izquierda. "Déjame en paz no quiero saber nada de ti". La derecha, "No reveles nuestro secreto".
37. Contar o abrir cierto número de varillas. La hora para quedar en una cita, en función del número de varillas abiertas o "tocadas".
Algunas curiosidades del abanico:
En 1827 el emir de Argelia, Abd-el-Kader, (1808-1883) descargó un golpe con un abanico en la cabeza del cónsul de Francia, monsieur Durval, lo cual colmó el vaso de las hostilidades, provocando con este incidente el inicio de una guerra que llevó a la conquista de Argel por parte de los franceses en 1830.
Catalina de Médicis puso en moda, entre sus damas, un abanico con un diminuto espejo incrustado con el cual contemplaban su peinado y maquillaje y aprovechaban para espiar disimuladamente a otras personas en los teatros y reuniones.
Madame Stael fundó una academia en Inglaterra para enseñar el uso del abanico. Se consideraba que en el manejo de este utensilio se apreciaba la categoría de las damas.  
Los abanicos me apasionan y cuanto más información encuentro más quiero buscar, pero esto es un blog, no una tesis así que aunque yo siga indagando, resumo y termino aquí.

La idea nació de un comentario de nuestra amiga Auroratris

La primera imagen es un regalo de Campirela otra buena amiga y que origino el comentario mencionado

Si os ha parecido interesante ellas merecen los aplausos y de los fallos la culpable soy yo

16 comentarios:

  1. Ya sabía yo que no te conformarías con solo mencionar "el abanico" y al sentarme con tranquilidad a comentar en los blog vine a leerte aquí.
    Muy interesante el lenguaje de los abanicos del que ya conocía algo, lo que no conocía es lo de las varillas y las citas, con lo fácil que es el wassap ... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de extenderme mas en este espacio me queda mucho por contar, cuanto mas leía mas encontraba, entrando en la historia se pasa por las monarquías, los entresijos amatorios de la época y llegamos a la fabricación donde encontramos materiales de todo el mundo y lenguajes diferentes que a pesar de la comodidad del Whatsapp son mas románticos y mas secretos, se usó en espionaje. Abrazucos

      Eliminar
  2. Qué grande eres, mi preciosa Ester. He disfrutado mucho con esta entrada porque me encanta este instrumento y sus distintos usos (lenguaje) . Me alegra haberte servido de inspiración.

    Un abrazo inmenso lleno de cariño ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un blog no es nada sin comentarios, sin visitas, hay que dejar la puerta abierta para que todos puedan expresarse y mejorar el proyecto. Por ello me gusta dar espacio cuando sois protagonistas. Gracias por estar siempre eres importante para mi. Abrazucos

      Eliminar
  3. Ole Ester , que calladito te lo tenías este espacio es lindo todo en él ..y me ha parecido una gran labor por tu parte darnos este tipo de información , pues nos viene bien recordar o aprender la simbología de los abanicos pieza clave este verano ..
    Gracias guapetona por darnos tanto a cambio de nada muakkk feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí guardo vuestros reglitos, los premios y las carantoñas y de vez en cuando escribo largo y tendido, con mas o menos acierto pero con interés en que quede "decente". Ya siento haber tardado en responderte pero si Autodidacta va a medio gas este está casi parado. Un abrazuco

      Eliminar
  4. Qué interesante, Ester! Conocía alguna cosilla, pero después de leerte es un atracón que va mucho más allá que su lenguaje.
    Muchas gracias por esta entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y hay mucho mas pero bastante me extiendo en este espacio y entiendo que vustro tiempo no es mio. Gracias preciosa te mereces un ramo de flores

      Eliminar
  5. Muy interesante Ester. Confieso que se muy poco del abanico, por acá donde yo vivo no se usa. Saludos y abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España era un clasico, se sigue utilizando pero han perdido categoria, los abanicos de buena factura son caros y hay quien los usa hasta de plastico y desde luego no dan el mismo aire. Abrazos agradecidos

      Eliminar
  6. Me encantan los abanicos. Este año nos alivió un viaje de vuelta desde Huesca a Gerona. Ya que se nos estropeó el aire acondicionado del coche. Aparte del abanico, cuando pasábamos un túnel, aceleraba mi marido y bajábamos las ventanillas, cerrándolas al terminar el túnel. Y como hay cerca de veinte, pude reposar un poco de tanto darle al abanico. Al llegar a casa nos resarcimos con el aire acondicionado de casa que mi hijo había puesto a tope.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se ha pasado el calor agobiante, dentro de poco la calefacción. Abrazos

      Eliminar
  7. Me encantan los abanicos. Aunque paso de su lenguaje, en verano siempre llevo uno cuando salgo de casa. Este verano nos salvó de una buena. A la vuelta de pasar unos dias con la familia de mi hijo Daniel, que reside en la otra orilla del Bidasoa, pasado Irún, se nos fue a hacer puñetas el aire acondicionado del coche desde Huesca para acá, ya resultaba irresistible, Así que un hilillo abajo los cristales, con tal de que no entraran insectos, no era suficiente y me pasé los más de cuatrocientos kilómetros, dándole al abanico con la derecha, descansando de vez en cuando tapándome la cara y el brazo para hacerme sombra. Y al llegar a la provincia de Barcelona, en los túneles del Montseny que son 15 o 16, bajábamos del todo los cristales delanteros y los pasábamos a toda pastilla, y al salir, cristales arriba , disminución de velocidad y vuelta a darle al soplillo. Ni que decir tiene que me quedó el brazo hecho cisco. Pero como no hay mal que cien años dure, aquí sigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se usarlo con las dos manos porque alguna vez he tenido que estar mucho tiempo abanicándome, es imprescindible en verano y tambien me gusta como un complemento que combina con la ropa. Siento no haber respondido antes pero se me pasó entrar a comprobar los comentarios. Un abrazo grande

      Eliminar
  8. Excelente artículo, muy interesante y superr trabajado. No imagino que màs se puede decir del abanico.
    Un abrazo grande, y gracias por pasar por mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, has llegado hasta aquí, este espacio va lento, publico solo a veces cuando tengo tiempo, entradas largas. Gracias por tu visita te mando un abrazo

      Eliminar